Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
13 diciembre 2012 4 13 /12 /diciembre /2012 03:24

Moniciones y Oración de los Fieles: Domingo III de Adviento 16 diciembre de 2012

MONICIÓN DE ENTRADA

Queremos comunicarles la máxima alegría en nuestra bienvenida a la Eucaristía de hoy “Estad siempre alegres en el Señor, os lo repito: estad siempre alegres. El Señor está cerca”. Nos lo dice San Pablo en la monición de entrada de la Eucaristía. Es una frase de capítulo cuarto de la Carta a los Filipenses. Por tanto este tercer domingo de Adviento tiene un mandato muy claro, desde el principio de la liturgia de hoy: que estemos alegres porque el Señor se acerca. Es un buen resumen, es una buena indicación para nuestro comportamiento para los próximos días. El tiempo de Navidad se acerca y hemos de estar preparados para ese momento. La alegría es un gran ingrediente para nuestra espera y para toda nuestra vida. Dispongamos a bendecir la tercera vela de Adviento, que nos anuncia la llegada del Señor

TERCER DOMINGO. TERCERA VELA

Sacerdote: el testimonio del Precursor nos invita a la alegría

En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz.

Se anuncia la buena noticia: el Señor va a llegar.

Preparad sus caminos, porque ya se acerca.

Adornad vuestra alma como una novia se engalana el día de su boda.

Ya llega el mensajero.

Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.

Cuando encendemos estas tres velas

cada uno de nosotros quiere ser antorcha tuya para que brilles,

llama para que calientes.

¡Ven, Señor, a salvarnos,

envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

¡Marana thá! ¡Ven, Señor Jesús!

(Se acerca una persona y enciende el tercer cirio)

Canto: ¡Ven, ven Señor no tardes! (Otro canto apropiado)

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- La lectura primera procede del Libro de Sofonías. Este profeta vive los tiempos malos de un Israel cercado por los asirios, pero al final de su libro se espera al rey Josías, como reformador y libertad. Y el profeta estalla en júbilo y alegría. Nosotros vemos en ese texto el anuncio de la llegada del Mesías: la apertura de un gran rayo de luz, tras un tiempo de tristeza. Escuchemos.

2.- San Pablo, en la segunda lectura, que procede de la Carta a los Filipenses, nos pide, también, que estemos alegres y es la alegría que nos da el conocimiento de que el Señor está cerca. Y nada debe preocuparnos, salvo dar gracias a Dios por las maravillas que nos ofrece. Estemos alegres, pues, el Señor está cerca. Escuchemos.

3.- El Evangelio de San Lucas nos traslada hoy una pregunta importante: ¿Qué hemos de hacer? Es lo que preguntaban a San Juan Bautista los que se convertían. Y el Precursor les pide honestidad y rectitud para sus cuestiones profesionales y cotidianas. No es la venida del Señor una cuestión de falsa alegría. Se trata de un hecho tan notable que nosotros debemos cambiar nuestra vida, no hacer del egoísmo, ni del abuso una fórmula de actuación. Hemos de buscar la justicia y el amor para todos. Es una buena recomendación para nosotros que esperamos –ya estamos a mitad de camino—al Señor Jesús. De pie para escuchar la proclamación del Santo Evangelio.

 

Oración de los Fieles: Domingo III de Adviento
16 diciembre de 2012

Celebrante

Como nos dice San Pablo presentemos a Dios nuestras oraciones con acción de gracias y la alegría de su pronta llegada:.

PADRE, ALEGRA NUESTRO CORAZON.

Monitor

1.- Te pedimos por el Papa, los obispos, y sacerdotes para que con alegría trasmitan al mundo el Amor que Dios tiene a todos los hombres.

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Te pedimos por todos los hombres y mujeres para que acepten el Amor que Cristo nos trae y así vivan en la alegría y el gozo de sentirse hijos de Dios.

ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Te pedimos por los enfermos para que alegrando su corazón llegue a ellos también la salud y la curación de sus males.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Te pedimos por los que viven alejados de Ti, para que aprovechen este tiempo favorable y se reconcilien Dios a través de la penitencia.

ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Te pedimos por las familias, para que se disipen las rencillas y brote el Amor en los corazones y con el la alegría propia de los hogares cristianos.

ROGUEMOS AL SEÑOR

6.- Te pedimos atiendas  las intenciones recibidas en la Obra Por Cristo…Mas, Mas, Mas, para que en este tiempo de Adviento esos hermanos nuestros abran su corazón para que Tu residas permanentemente en ellos .

ROGUEMOS AL SEÑOR

7.- Te pedimos por nosotros para que en este tiempo de Adviento, nos acerquemos un poco más al Amor y la Paz que viene del Padre.

ROGUEMOS AL SEÑOR

Celebrante

Padre, ante la venida de tu Hijo ayúdanos a preparar nuestra alma atendiendo estas necesidades y aquellas que tu tan bien conoces.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Fuente: www.betania.es

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : Por Cristo...Mas, Mas, Mas
  • : Es un Blog de orientación Cristiano/Católico, dirigido a personas de 16 a años en adelante, en el que se publican diariamente las Lecturas del Día, de acuerdo al Calendario Litúrgico Católico, la Lectio Divina, el Santoral del Día, la Liturgia de las Horas (Laudes, Vísperas y Completas, y otros artículos de orientación espiritual y moral.
  • Contacto

Perfil

  • xcmasmasmas
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo.
Soy viudo, vivo en Santo Domingo,
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo. Soy viudo, vivo en Santo Domingo,

Solicitud de Oración

Hermano (a) que nos visita, si necesitas oración por cualquier motivo, solo debes escribir a;

xcmasmasmas@gmail.com, exponiendo tu causa por la cual quieres que oremos,

debes poner tu nombre

Buscar

Permisos

Cualquier artículo, fotos, etc. puede ser copiado por cualquier persona o grupo, que tenga las mismas inquietudes que nosotros, o sea la extensión del Reino de Dios en la tierra

Archivos