Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
21 febrero 2013 4 21 /02 /febrero /2013 00:32

Evangelio Jueves I Semana. Tiempo de Cuaresma. Ciclo C, 21 de Febrero, 2013.

Santo del día: San Pedro Damián
† Lectura del santo Evangelio según san Marcos
7, 7-12
Gloria a ti, Señor. 
Jesús dijo a sus discípulos:
«Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.
¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pez, le da una serpiente? Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!
Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas.»

Palabra del Señor.

Comentario:

El tema de hoy es la oración. La vida de oración es fundamental en la manera de ser y de actuar de los cristianos. Pero qué mal hemos entendido la oración al interior de la Iglesia. Hemos hecho de la oración o un mero acto intimista –de inmanencia, de calmar la conciencia–, o un acto egoísta –de conseguir el favor pretendido–. Se nos olvidó que la oración cristiana está centrada en la vida, anclada en la ética y comprometida por la humanización plena y total. La oración cristiana es esencialmente transcendente en cuanto ella es ética-profética. La oración es un diálogo íntimo con Dios, pero no es intimista. La oración ha de manifestar en el creyente una vivencia de la presencia de Dios. Orar significa configurar la vida, mi vida, con Dios. Por tanto, la vida del creyente ha de ser testimonio del Dios en el que se cree, en el que se ora. La oración ha de volver a las personas buenas, justas, amables, cariñosas, misericordiosas, tiernas, comprensibles, hacedoras de paz, respetuosas de la diferencia, incluyentes. Si la oración que elevamos a Dios no surte ese efecto en nosotros, entonces hemos de hacernos esta pregunta ¿a qué Dios le estoy orando?

 

Fuentes: Leccionario Ferial II (impar) www.servicioskoinonia.org (Comentario)

Compartir este post
Repost0
19 febrero 2013 2 19 /02 /febrero /2013 16:43

Evangelio Miércoles de Ceniza. Tiempo de Cuaresma. Ciclo C, 13 de Febrero, 2013.

Santo del día: BEATA JACINTA DE JESÚS MARTO 
† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (
611, 29-32)

Gloria a ti, Señor. 
Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.»

Palabra del Señor.

Comentario:

La gente reclama una señal extraordinaria. Esa ha sido la lógica de todos los pueblos, en todos los tiempos: pedir señales extraordinarias para creerle a Dios. Jesús siente tristeza, y al mismo tiempo rabia, por esa actitud tan infantil del pueblo. Los judíos no aceptan que han estado rodeados de falsos mesías que los han incitado a las armas en nombre de Dios. Ahora reclaman una señal del cielo; pero Jesús responde con algo imprevisto e inimaginable. No habrá una señal irrebatible y poderosa por parte de Dios. El Padre de Jesús no funciona de esa manera ni entra en esa lógica. Dios no es el “Dios máquina” que interviene en la historia de los hombres imponiendo su poder aterrador. Dios no se mueve en la lógica infantil de los creyentes que necesitan señales o avisos sobrenaturales para actuar con radicalidad. La señal que recibirán no es la de un Dios “Todo-Poderoso” que se impone, sino la de un “Dios-Misericordioso” que se expone hasta la muerte en cruz. La gran señal de Dios es el Fracaso del Hijo del Hombre, su muerte, en manos de los poderosos, explotadores y detentadores de poder que se ensañaron contra la humanidad. Pero al tercer día resucitará.

 

Fuentes: Leccionario Ferial II (impar) www.servicioskoinonia.org (Comentario)

Compartir este post
Repost0
18 febrero 2013 1 18 /02 /febrero /2013 18:41

Evangelio Martes I Semana de Cuaresma. Ciclo C. 19 de Febrero,  2012.

Santoral del Día: San Gaspar de Búfalo

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (6, 7-15)

Gloria a ti, Señor.

Jesús dijo a sus discípulos:
Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. No hagan como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan.
Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal.
Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes.

Palabra del Señor.

Comentario:

 Jesús presenta una manera nueva de relación entre los seres humanos y Dios. La oración del Padrenuestro nos muestra un diseño perfecto del proyecto de vida y de la intima relación de Jesús con su Padre-Dios. Los discípulos quieren aprender plegarias, rezos, fórmulas oracionales. Ellos no conciben otra manera de relacionarse con la divinidad sino desde sus moldes imaginados. Pero Jesús llega otra vez con su novedad. La oración para él es otra cosa muy diferente al modelo oracional de su religión. Para Jesús orar es confrontarse con el proyecto de Dios. Es abrirse a una experiencia alternativa en la que Dios es realmente Padre. Es, por tanto, Dios mismo quien va señalando las pautas y va dando las directrices de nuestro caminar. Jesús se dirige a Dios con confianza filial. Lo trata como “Abbá” (Padre). Jesús introduce un cambio profundo, una novedad genialísima en la relación del ser humano con Dios. Entrar en contacto, por la oración, con el Padre de Jesús, es experimentar en nuestra propia vida la desprivatización de Dios y vivir de tal manera la filiación que todo cuanto hagamos sea una verdadera santificación de su nombre. – ¿Recitamos así, con ese sentido profundo, la oración del Señor?

 

Fuentes: Leccionario Ferial ; www.servicioskoinonia.org (Comentario)

Compartir este post
Repost0
17 febrero 2013 7 17 /02 /febrero /2013 16:23

Evangelio Lunes I Semana Tiempo de Cuaresma. Ciclo C. 18 de Febrero, 2013

Santoral del día: Santa Bernardita Soubirous
(1879)

Lectura del santo Evangelio según san Marcos: 25, 31-46

Gloria a ti, Señor
Jesús dijo a sus discípulos:
«Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a su izquierda.
Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: "Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver."
Los justos le responderán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?"
Y el Rey les responderá: "Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo."
Luego dirá a los de su izquierda: "Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron."
Estos, a su vez, le preguntarán: "Señor, ¿cuando te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?"
Y él les responderá: "Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo."
Estos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna.»

Palabra del Señor.

Comentario:

Nos encontramos ante un relato propio de la comunidad que escribió el Evangelio de Mateo. Es decir, esta parábola nos la ofrece sólo Mateo. El texto del juicio final no pretende narrar los acontecimientos últimos de la historia humana. No podemos leer el texto de esa manera, porque le estaríamos haciendo perder el horizonte original del mismo. Para comprender el sentido del texto es importante recordar que está inmediatamente antes de la pasión, donde el mismo Rey del Juicio se nos presenta pobre y escarnecido, extraño para todos y condenado, atado y golpeado, desnudo y malherido, crucificado. Jesús en la cruz es uno de los “pequeños” que padece el hambre, la sed, la enfermedad, la desnudez, la cárcel, la soledad. – El relato de Mateo nos recuerda hoy, y nos recuerda en esta Cuaresma, que el amor que tenemos al otro, al hermano, es amor a Dios. Que no hay otra manera de realizarme como hijo, sino realizándome como hermano. Este pasaje del Evangelio, como todo el Evangelio, no es para los judíos, ni para otro grupo de creyentes. Este imperativo de amor es para los cristianos de ayer y de hoy. – ¿Amamos de verdad a Jesús en “los pequeños”?

Fuente:Leccionario Ferial; www.servicioskoinonia.org  (Comentario)

Compartir este post
Repost0
16 febrero 2013 6 16 /02 /febrero /2013 18:03

Evangelio Domingo I de Cuaresma Semana. Ciclo C., 17 de Febrero, 2013.

Santoral del día: Los siete santos fundadores, (año 1233)

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (4, 1-13)

Gloria a ti, Señor.

Jesús, lleno del Espíritu Santo, regresó de las orillas del Jordán y fue conducido por el Espíritu al desierto, donde fue tentado por el demonio durante cuarenta días. No comió nada durante esos días, y al cabo de ellos tuvo hambre. El demonio le dijo entonces: «Si tú eres Hijo de Dios, manda a esta piedra que se convierta en pan.» Pero Jesús le respondió: «Dice la Escritura: El hombre no vive solamente de pan.»
Luego el demonio lo llevó a un lugar más alto, le mostró en un instante todos los reinos de la tierra y le dijo: «Te daré todo este poder y el esplendor de estos reinos, porque me han sido entregados, y yo los doy a quien quiero. Si tú te postras delante de mí, todo eso te pertenecerá.» Pero Jesús le respondió: «Está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y a él solo rendirás culto.»
Después el demonio lo condujo a Jerusalén, lo puso en la parte más alta del Templo y le dijo: «Si tú eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: El dará órdenes a sus ángeles para que ellos te cuiden.
Y también: Ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra.»
Pero Jesús le respondió: «Está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios.»
Una vez agotadas todas las formas de tentación, el demonio se alejó de él, hasta el momento oportuno.

Palabra del Señor.

Comentario:

Hoy, Jesús, «lleno de Espíritu Santo» (Lc 4,1), se adentra en el desierto, lejos de los hombres, para experimentar de forma inmediata y sensible su dependencia absoluta del Padre. Jesús se siente agredido por el hambre y este momento de desfallecimiento es aprovechado por el Maligno, que lo tienta con la intención de destruir el núcleo mismo de la identidad de Jesús como Hijo de Dios: su adhesión sustancial e incondicional al Padre. Con los ojos puestos en Cristo, vencedor del mal, los cristianos hoy nos sentimos estimulados a adentrarnos en el camino de la Cuaresma. Nos empuja a ello el deseo de autenticidad: ser plenamente aquello que somos, discípulos de Jesús y, con Él, hijos de Dios. Por esto queremos profundizar en nuestra adhesión honda a Jesucristo y a su programa de vida que es el Evangelio: «No sólo de pan vive el hombre» (Lc 4,4).

Como Jesús en el desierto, armados con la sabiduría de la Escritura, nos sentimos llamados a proclamar en nuestro mundo consumista que el hombre está diseñado a escala divina y que sólo puede colmar su hambre de felicidad cuando abre de par en par las puertas de su vida a Jesucristo Redentor del hombre. Esto comporta vencer multitud de tentaciones que quieren empequeñecer nuestra vocación humano-divina. Con el ejemplo y con la fuerza de Jesús tentado en el desierto, desenmascaremos las muchas mentiras sobre el hombre que nos son dichas sistemáticamente desde los medios de comunicación social y desde el medio ambiente pagano donde vivimos.

San Benito dedica el capítulo 49 de su Regla a “La observancia cuaresmal” y exhorta a «borrar en estos días santos las negligencias de otros tiempos (...), dándonos a la oración con lágrimas, a la lectura, a la compunción del corazón y a la abstinencia (...), a ofrecer a Dios alguna cosa por propia voluntad con el fin de dar gozo al Espíritu Santo (...) y a esperar con deseo espiritual la Santa Pascua».

Fuentes: Leccionario Dominical (año impar);www.evangeli.net  (Comentario)

 

Compartir este post
Repost0
15 febrero 2013 5 15 /02 /febrero /2013 19:04

Evangelio Sábado después de Ceniza. Tiempo de Cuaresma .Ciclo C. 16 de Febrero 2013.

Santoral del día: San Macario el viejo, Monje 

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (5, 27-32)

Gloria a ti, Señor.

Jesús salió y vio a un publicano llamado Leví, que estaba sentado junto a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: «Sígueme.» El, dejándolo todo, se levantó y lo siguió.
Leví ofreció a Jesús un gran banquete en su casa. Había numerosos publicanos y otras personas que estaban a la mesa con ellos. Los fariseos y los escribas murmuraban y decían a los discípulos de Jesús: «¿Por qué ustedes comen y beben con publicanos y pecadores?»
Pero Jesús tomó la palabra y les dijo: «No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, para que se conviertan.»

Palabra del Señor.

Comentario:

Hoy vemos cómo avanza la Cuaresma y la intensidad de la conversión a la que el Señor nos llama. La figura del apóstol y evangelista Mateo es muy representativa de quienes podemos llegar a pensar que, por causa de nuestro historial, o por los pecados personales o situaciones complicadas, es difícil que el Señor se fije en nosotros para colaborar con Él.

Pues bien, Jesucristo, para sacarnos toda duda nos pone como primer evangelista el cobrador de impuestos Leví, a quien le dice sin más: «Sígueme» (Lc 5,27). Con él hace exactamente lo contrario de lo que una mentalidad “prudente” pudiera considerar si quisiéramos aparentar ser “políticamente correctos”. Leví —en cambio— venía de un mundo donde padecía el rechazo de todos sus compatriotas, ya que se le consideraba, sólo por el hecho de ser publicano, colaboracionista de los romanos y, posiblemente, defraudador por las “comisiones”, el que ahogaba a los pobres para cobrarles los impuestos, en fin, un pecador público.

A los que se consideraban perfectos no se les podía pasar por la cabeza que Jesús no solamente los llamara a seguirlo, sino ni tan sólo a sentarse en la misma mesa.

Pero con esta actitud de escogerlo, Nuestro Señor Jesucristo nos dice que más bien es este tipo de gente de quien le gusta servirse para extender su Reino; ha escogido a los malvados, a los pecadores, a los que no se creen justos: «Para confundir a los fuertes, ha escogido a los que son débiles a los ojos del mundo» (1Cor 1,27). Son éstos los que necesitan al médico, y sobre todo, ellos son los que entenderán que los otros lo necesiten.

Hemos de huir, pues, de pensar que Dios quiere expedientes limpios e inmaculados para servirle. Este expediente sólo lo preparó para Nuestra Madre. Pero para nosotros, sujetos de la salvación de Dios y protagonistas de la Cuaresma, Dios quiere un corazón contrito y humillado. Precisamente, «Dios te ha escogido débil para darte su propio poder» (San Agustín). Éste es el tipo de gente que, como dice el salmista, Dios no menosprecia.

 

Fuente: Leccionario II; www.evangeli.net  (comentario)

 

Compartir este post
Repost0
15 febrero 2013 5 15 /02 /febrero /2013 01:46

Evangelio Viernes después de Ceniza. Ciclo C., 15 de Febrero, 2013.

Santoral del día: Santa Luisa de Marillac
† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (9, 14-15)

Gloria a ti, Señor.

Se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: «¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?»
Jesús les respondió: «¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.»

Palabra del Señor.

Comentario:

La vida cristiana debe ser una experiencia cargada de alegría y de felicidad. En el cristianismo no se acaba de entender la novedad de la experiencia que comenzó Jesús. No hemos creído a Jesús cuando nos enseña que la experiencia de Dios está ya libre de las cargas de piedad y de normatividad, que se vivían en el judaísmo de su tiempo. Los discípulos de Juan perciben que los discípulos de Jesús se comportan de una manera anómala con respecto a los otros grupos religiosos de su tiempo. Aplicándole al grupo de Jesús las normatividades y rúbricas rituales del judaísmo, los de Juan piensan que los de Jesús no cumplen con los rezos establecidos. – Lo triste de todo esto es que a lo largo de estos dos mil años de historia cristiana se fue generando la conciencia enfermiza de que ser cristiano equivalía a vivir la vida de manera lúgubre y cargada de un alto contenido de ascetismo. Esto llevó al olvido de que seguir a Jesús es vivir la novedad del Reino y que dicha novedad sólo se vive en el gozo y la alegría. No se puede ayunar mientras el novio esté con nosotros: ¡Y lo está siempre!

Fuentes: Leccionaro Ferial (año impar) ;www.servicioskoinonia.org(Comentario)

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2013 3 13 /02 /febrero /2013 20:43

Evangelio Jueves después de Ceniza. Tiempo de Cuaresma. Ciclo C. 14 de Febrero, 2013.

Santoral del día: Santa Matilde, Reina

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (9, 22-25)

Gloria a ti, Señor. 
Jesús dijo a sus discípulos:
«El Hijo del hombre, les dijo, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.»
Después dijo a todos: «El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá y el que pierda su vida por mí, la salvará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde y arruina su vida?»

Palabra del Señor.

Comentario:

Uno de los grandes problemas del ser humano es la capacidad de acumular y de centrar toda su existencia en el poder y en el tener. Jesús se enfrenta a esta realidad natural del ser humano e impone una exigencia profunda de vida a aquellos que quieren seguirle y caminar siguiendo su proyecto: renunciar al acaparamiento y al egoísmo. ¿Cómo entender un mesías que se anuncia a sí mismo como Dios-sin-poder? ¿Estamos dispuestos a seguir su propuesta, que va en contravía a los esquemas de crecimiento económico y de status que impone el modelo social en el que vivimos? Jesús es tremendamente radical con su propuesta y las exigencias que propone a sus seguidores son tan radicales como su opción de vida. Es entonces cuando entendemos el tema de la cruz, que nos trae el evangelio de hoy. La cruz no debe equipararse a las situaciones pesadas e incómodas de nuestra vida. La cruz que Jesús nos invita a abrazar es el seguimiento de su persona y de su propuesta. Un seguidor de Jesús está llamado a seguir al Maestro de Nazaret de tal manera que logre actualizar en su propia vida la pasión, muerte y resurrección de Aquel a quien confiesa como Señor.

 Fuentes: Leccionario Ferial (año impar) ;wwwservicioskoinonia.org(Comentario)

Compartir este post
Repost0
12 febrero 2013 2 12 /02 /febrero /2013 19:02

Evangelio Miércoles de Ceniza. Tiempo de Cuaresma. Ciclo C,13 de Febrero, 2013.
† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (
6, 1-6. 16-18)

Gloria a ti, Señor. 
Jesús dijo a sus discípulos:
Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa.
Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa.
Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa.
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
 
Palabra del Señor.

Comentario

Hoy comenzamos el tiempo litúrgico de Cuaresma. El Evangelio nos habla de hacer limosna, orar, ayunar… tres prácticas de la experiencia religiosa tradicional, muchas veces enredadas en un mero acto de piedad, que deja por fuera el compromiso existencial del cristiano. Para los seguidores de Jesús, estas tres prácticas están llamadas no sólo a orientar la vida del creyente, sino también y sobre todo a posibilitar la vida de la comunidad. El seguidor de Jesús está llamado a transformar su vida personal, a hacerla más humana, más solidaria, más cercana a sus hermanos, para que, desde esa novedad, pueda transformar la sociedad y las estructuras de poder que se imponen sobre la creación de Dios. ¡La Cuaresma ha de servir para eso! Jesús deja claro que no puede haber una experiencia de Dios, seria, profunda y verdadera, si dicha experiencia no tiene relación profunda con la dignificación de la vida de los hermanos. Que esta cuaresma que comenzamos hoy, nos coloque en el horizonte de la misericordia, la justicia y la vida. Que, al llegar a la celebración de la Pascua, reconozcamos que hemos hecho un itinerario existencial de profundo cambio de vida y de transformación eficaz de la sociedad.

 

Fuentes: Leccionario Ferial II (impar) www.servicioskoinonia.org (Comentario)

Compartir este post
Repost0
11 febrero 2013 1 11 /02 /febrero /2013 19:47

Evangelio Martes V Semana Tiempo Ordinario. Ciclo C. 12 de Febrero,  2012.

Santoral del Día: Santa Eulalia, Mártir

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (7, 1-13)

Gloria a ti, Señor.

    Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús, y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar.
    Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras, de la vajilla de bronce y de las camas.
    Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: «¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?»
    Él les respondió: «¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice:
        "Este pueblo me honra con los labios,
        pero su corazón está lejos de mí.
        En vano me rinde culto:
        las doctrinas que enseñan
        no son sino preceptos humanos".
    Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres.»
    Y les decía: «Por mantenerse fieles a su tradición, ustedes descartan tranquilamente el mandamiento de Dios. Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre, y además: El que maldice a su padre y a su madre será condenado a muerte. En cambio, ustedes afirman: "Si alguien dice a su padre o a su madre: Declaro corbán -es decir, ofrenda sagrada- todo aquello con lo que podría ayudarte..." En ese caso, le permiten no hacer más nada por su padre o por su madre. Así anulan la palabra de Dios por la tradición que ustedes mismos se han transmitido. ¡Y como estas, hacen muchas otras cosas!»
 
Palabra del Señor.

Comentario:

 Jesús confronta a las autoridades religiosas del pueblo con el tema de la pureza legal. Denuncia la falsedad e hipocresía de una religión que se ha montando sobre normas, costumbres, tradiciones, ritos que ocultan el verdadero rostro misericordioso, compasivo y liberador de Dios. Tres grandes instituciones religiosas se había convertido en una pesada estructura que tenían que llevar sobre todo los pobres. Estas tres grandes instituciones son: la ley, el templo y el culto. Además de los pesados preceptos estaban también los impagables impuestos. Por eso Jesús pone en evidencia la pesadez de la ley, la vaciedad del culto y la corrupción religiosa encerrada en el templo. Para Jesús la única ley es el amor, el único culto es la misericordia y el único templo es el corazón humano. – Posiblemente hoy también hayamos hecho de lo religioso una estructura demasiado pesada que impide el encuentro con Dios y con los hermanos. Tomemos esta oportunidad para revisar nuestras costumbres, prácticas y concepciones religiosas. La cuaresma que se avecina es un tiempo de gracia para hacer esta revisión. Que mañana, miércoles de ceniza, lo vivamos como la oportunidad de entrar en un camino auténtico de conversión personal y comunitaria.

Fuentes: Misal Romano; www.servicioskoinonia.org (Comentario)

 

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : Por Cristo...Mas, Mas, Mas
  • : Es un Blog de orientación Cristiano/Católico, dirigido a personas de 16 a años en adelante, en el que se publican diariamente las Lecturas del Día, de acuerdo al Calendario Litúrgico Católico, la Lectio Divina, el Santoral del Día, la Liturgia de las Horas (Laudes, Vísperas y Completas, y otros artículos de orientación espiritual y moral.
  • Contacto

Perfil

  • xcmasmasmas
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo.
Soy viudo, vivo en Santo Domingo,
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo. Soy viudo, vivo en Santo Domingo,

Solicitud de Oración

Hermano (a) que nos visita, si necesitas oración por cualquier motivo, solo debes escribir a;

xcmasmasmas@gmail.com, exponiendo tu causa por la cual quieres que oremos,

debes poner tu nombre

Buscar

Permisos

Cualquier artículo, fotos, etc. puede ser copiado por cualquier persona o grupo, que tenga las mismas inquietudes que nosotros, o sea la extensión del Reino de Dios en la tierra

Archivos