Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
4 mayo 2012 5 04 /05 /mayo /2012 20:51

Evangelio del Sábado IV Semana de Pascua. Ciclo B. 5 de Mayo, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (14, 7-14)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:

“Si ustedes me conocen a mí, conocen también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto”.

Le dijo Felipe:

“Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta”.

Jesús le replicó:

“Felipe, tanto tiempo hace que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces? Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Entonces por qué dices: ‘Muéstranos al Padre’? ¿O no crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les digo, no las digo por mi propia cuenta. Es el Padre, que permanece en mí, quien hace las obras. Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Si no me dan fe a mí, créanlo por las obras.

Yo les aseguro: el que crea en mí, hará las obras que hago yo y las hará aun mayores, porque yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mi nombre, yo la haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

Si Jesús expresa a sus discípulos que quien le ve a él ve al Padre es porque ha asumido el Reino de Dios como el eje central de su vida, como el elemento fundamental que otorga sentido a su existencia. Esto quiere decir, como lo afirma Jon Sobrino, “que la vida de Jesús de Nazaret fue una vida des-centrada y centrada alrededor de algo distinto a sí mismo”. El Reino y Dios configuran la vida de Jesús y se hacen una sola unidad, porque la actuación de Jesús en la historia da testimonio de lo que él mismo comprende por Dios. Para Jesús Dios es un ser dado totalmente a los demás, no es un Dios-en-sí, sino un Dios para la historia, es el Dios de un pueblo. Así fue Jesús con sus semejantes, especialmente con los pobres; por eso, Jesús pide a sus discípulos que crean para que puedan ser verdaderos testigos de Dios, a través de las obras. – En muchas ocasiones reducimos nuestra experiencia de fe a un conjunto de prácticas culturales alejadas de la realidad de la comunidad, expresando de esa manera una equivocada comprensión de Dios; es necesario que nuestra vida cristiana se fundamente en una praxis de amor que pueda dar razón de nuestro vínculo con Dios.

 

Fuente: www.lecturadeldia.com; www.servicioskoinonia.org

 

Compartir este post
Repost0
3 mayo 2012 4 03 /05 /mayo /2012 23:04

Evangelio del Viernes IV Semana de Pascua. Ciclo B. 4 de Mayo, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (14, 1-6)

Gloria a ti, Señor.

 

 
"Yo soy el camino, y la verdad, y la vida"

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino." Tomás le dice: "Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?" Jesús le responde: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí."

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

Hoy la Iglesia celebra con gozo la fiesta de los apóstoles Felipe y Santiago. Es una fiesta en la que debemos celebrar la opción radical que estos hombres hicieron por el seguimiento de Jesús, comprendiéndolo como el verdadero camino que conduce el ser humano a Dios. Felipe y Santiago, al igual que los demás discípulos, confiaron plenamente en el proyecto misionero de Jesús; creyeron en la Palabra liberadora de Dios, logrando un vínculo total con la Divinidad, por medio de la entrega generosa de la vida al servicio del Reino. Juan invita a todos los creyentes a confiar en el Maestro, creer que en él Dios realmente actúa. Tal confianza tiene como recompensa el Reino de los cielos, una “habitación” en la casa del Padre (Cfr. v.2); es decir, una permanencia eterna junto a Dios, lo cual significa, en último término, vida y felicidad eternas. El evangelista indica que los discípulos ya conocen el camino para ir al Padre, pues han sido testigos del lavatorio de los pies y han escuchado el mandamiento nuevo. – La experiencia de fe de Felipe y Santiago nos debe llevar a la conclusión de que el servicio, la solidaridad y la fraternidad son el camino correcto para configurarnos con el Dios de la Vida.

Fuente: www.lecturadeldia.com; www.servicioskononia.org

 

 

Compartir este post
Repost0
2 mayo 2012 3 02 /05 /mayo /2012 21:51

Evangelio del Jueves IV Semana de Pascua. Ciclo B. 03 de Mayo, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (14, 6-14)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a Tomás:

“Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí. Si ustedes me conocen a mí, conocen también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto”.

Le dijo Felipe:

“Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta”.

Jesús le replicó:

“Felipe, tanto tiempo hace que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces? Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Entonces por qué dices: ‘Muéstranos al Padre’? ¿O no crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les digo, no las digo por mi propia cuenta. Es el Padre, que permanece en mí, quien hace las obras. Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Si no me dan fe a mí,créanlo por las obras.

Yo les aseguro: el que crea en mí, hará las obras que hago yo y las hará aún mayores, porque yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mi nombre, yo la haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

Jesús se presenta a sus discípulos como el camino que conduce al Padre; sin embargo, no es simplemente un guía que nos muestra la salvación, como si él fuera un agente externo distinto a Dios, sino que Jesús mismo es el origen de la salvación, pues él es la “Vida” y la “Verdad”, él es la Palabra revelada por el Padre. Esto quiere decir, entonces, que es necesario unirnos a Jesús, unirnos a su proyecto de vida para vivir desde ya la salvación prometida por Dios. Y, cuando Jesús habla de salvación, se está refiriendo a un proceso de conversión, que exige de la persona romper con todo tipo de egoísmo para que Dios pueda actuar en su existencia. Por eso, es fundamental que la comunidad de discípulos se adhiera a Jesús, asuma sus palabras y sus obras, para que en ella acontezca el misterio de la salvación. Cuando los discípulos comprendan, crean y se vinculen a la unidad que existe entre Jesús y el Padre, estarán en la capacidad de realizar signos que manifiesten la presencia del Señor en medio de ellos. Si la comunidad cristiana mantiene un vínculo de amor con Dios, es capaz de mostrarse al mundo como un camino alternativo de vida, como un signo de la presencia del Padre en medio de la humanidad.

 

Fuente: www.lecturadeldia.com; www.servicioskoinonia.org

 

Compartir este post
Repost0
2 mayo 2012 3 02 /05 /mayo /2012 00:50

Evangelio del Miercoles IV Semana de Pascua. Ciclo B. 2 de Mayo, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (12, 44-50)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, exclamó Jesús con fuerte voz:

“El que cree en mí, no cree en mí, sino en aquel que me ha enviado; el que me ve a mí, ve a aquel que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, para que todo el que crea en mí no siga en tinieblas.

Si alguno oye mis palabras y no las pone en práctica, yo no lo voy a condenar; porque no he venido al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo.

El que me rechaza y no acepta mis palabras, tiene ya quien lo condene: las palabras que yo he hablado lo condenarán en el último día. Porque yo no he hablado por mi cuenta, sino que mi Padre, que me envió, me ha mandado lo que tengo que decir y hablar. Y yo sé que su mandamiento es vida eterna. Así, pues, lo que hablo, lo digo como el Padre me lo ha dicho”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

Nuevamente el evangelista Juan nos recuerda el fuerte vínculo que existe entre Jesús y el Padre que lo ha enviado; de lo cual podemos inferir, según el relato de hoy, que creer en Jesús es creer en el Padre y verle a él es ver al Padre. Quien comprende a Jesús de esa manera es porque realmente ha creído en él y por ello se encuentra liberado de la oscuridad del egoísmo y el poder. Jesús se revela aquí como la luz que ha venido a salvar a la humanidad, como la Palabra viva de Dios que ha sido enviada no para juzgar, sino para liberar. Por lo tanto, las obras realizadas por Jesús en medio de la comunidad judía son el testimonio más claro del deseo entrañable de Dios; Jesús se hace luz, es decir, se hace justicia, se hace esperanza y vida para los más débiles y olvidados de la sociedad, combatiendo de esta manera la fuerza oscura del poder de dominio de algunos pocos. Todos los que integramos la Iglesia cristiana tenemos la difícil, y a la vez reconfortante, misión de irradiar esa luz de esperanza, amor y justicia que nos viene del Dios de la Vida.

 

Fuente: www.lecturadeldia.com; www.servicioskoinonia.org

 

Compartir este post
Repost0
30 abril 2012 1 30 /04 /abril /2012 22:04

Evangelio del Martes IV Semana de Pascua. Ciclo B. 1 de Mayo, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (10, 22-30)

Gloria a ti, Señor.

 

Por aquellos días, se celebraba en Jerusalén la fiesta de la dedicación del templo. Era invierno. Jesús se paseaba por el templo, bajo el pórtico de Salomón. Entonces lo rodearon los judíos y le preguntaron:

“¿Hasta cuándo nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo claramente”.

Jesús les respondió:

“Ya se los he dicho y no me creen. Las obras que hago en nombre de mi Padre dan testimonio de mí, pero ustedes no creen, porque no son de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás; nadie las arrebatará de mi mano. Me las ha dado mi Padre, y él es superior a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del padre. El Padre y yo somos uno”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

La verdadera experiencia de fe en Jesús se caracteriza por la creación de un fuerte vínculo entre el proyecto de Dios y la voluntad del ser humano, entre el misterio de la resurrección, donde ha actuado plenamente el Padre, y la trascendencia del hombre y la mujer. Ese vínculo hermoso entre Dios y la Creación se percibe perfectamente en el relato que la liturgia nos ofrece hoy, cuando vemos a Jesús reafirmar su estrecha relación con Dios y con sus ovejas. Los judíos no comprenden tal relación porque no se han conectado con las palabras y las obras de Jesús; no han creído, y por ello no entienden. Son ovejas de otro aprisco; es decir, son personas que no se han atrevido a comprender de una manera distinta la lógica de Dios; no son capaces de romper el vínculo con la ley y el orden social que los somete; no son capaces de reconocer la verdadera voz de Dios, porque están distraídos con sus propias voces y sus propios intereses. El único vínculo que como Iglesia debemos tener es con el Dios de la Vida, ya que él es quien realmente nos cuida y nos conduce por el camino de la vida digna y justa.

Fuente: www.lecturadeldia.com; www.servicioskoinonia.org

 

 

Compartir este post
Repost0
30 abril 2012 1 30 /04 /abril /2012 02:19

Evangelio del Lunes IV Semana de Pascua. Ciclo B. 30 de Abril, 2012

Lectura del Santo Evangelio, según San Juan (Jn 10,1-10):

En aquel tiempo, Jesús habló así: «En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que escala por otro lado, ése es un ladrón y un salteador; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el portero, y las ovejas escuchan su voz; y a sus ovejas las llama una por una y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Pero no seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños». Jesús les dijo esta parábola, pero ellos no comprendieron lo que les hablaba. 

Entonces Jesús les dijo de nuevo: «En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido delante de mí son ladrones y salteadores; pero las ovejas no les escucharon. Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia».

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

Hoy continuamos considerando una de las imágenes más bellas y más conocidas de la predicación de Jesús: el buen Pastor, sus ovejas y el redil. Todos tenemos en el recuerdo las figuras del buen Pastor que desde pequeños hemos contemplado. Una imagen que era muy querida por los primeros fieles y que forma parte ya del arte sacro cristiano del tiempo de las catacumbas. ¡Cuántas cosas nos evoca aquel pastor joven con la oveja herida sobre sus espaldas! Muchas veces nos hemos visto nosotros mismos representados en aquel pobre animal.

No hace mucho hemos celebrado la fiesta de la Pascua y, una vez más, hemos recordado que Jesús no hablaba en un lenguaje figurado cuando nos decía que el buen pastor da su vida por sus ovejas. Realmente lo hizo: su vida fue la prenda de nuestro rescate, con su vida compró la nuestra; gracias a esta entrega, nosotros hemos sido rescatados: «Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo» (Jn 10,9). Encontramos aquí la manifestación del gran misterio del amor inefable de Dios que llega hasta estos extremos inimaginables para salvar a cada criatura humana. Jesús lleva hasta el extremo su amor, hasta el punto de dar su vida. Resuenan todavía aquellas palabras del Evangelio de san Juan introduciéndonos en los momentos de la Pasión: «La víspera de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, como hubiera amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin» (Jn 13,1).

De entre las palabras de Jesús quisiera sugerir una profundización en éstas: «Yo soy el buen pastor, conozco a las mías y las mías me conocen a mí» (Jn 10,14); más todavía, «las ovejas escuchan su voz (...) y le siguen, porque conocen su voz» (Jn 10,3-4). Es verdad que Jesús nos conoce, pero, ¿podemos decir nosotros que le conocemos suficientemente bien a Él, que le amamos y que correspondemos como es debido?


Compartir este post
Repost0
28 abril 2012 6 28 /04 /abril /2012 04:07

Evangelio del Domingo IV Semana de Pascua. Ciclo B. 29 de Abril, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (10, 11-18)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos:

“Yo soy el buen pastor. El buen pastor da la vida por sus ovejas. En cambio, el asalariado, el que no es el pastor ni el dueño de las ovejas, cuando ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; el lobo se arroja sobre ellas y las dispersa, porque a un asalariado no le importan las ovejas.

Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí, así como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Yo doy la vida por mis ovejas. Tengo además otras ovejas que no son de este redil y es necesario que las traiga también a ellas; escucharán mi voz y habrá un solo rebaño y un solo pastor. El Padre me ama porque doy mi vida para volverla a tomar.

Nadie me la quita; yo la doy porque quiero. Tengo poder para darla y lo tengo también para volverla a tomar. Este es el mandato que he recibido de mi Padre”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

Con la palabra «pastor» se designaba en el Antiguo Oriente con frecuencia también a los reyes. Entre los egipcios, los reyes egipcios eran representados con los dos distintivos del pastor: el azote (o espantamoscas) y el cayado. Tanto en el arte de Mesopotamia como en el griego se encuentra la figura del pastor llevando a hombros un cordero; el dios griego Hermes fue representado llevando un carnero. Los cristianos utilizaron esta imagen para representar a Jesús, como buen pastor.

En el Antiguo Testamento Dios le encomienda a David la tarea de pastorear a su pueblo Israel (2Sam 5,2) y los príncipes del pueblo se comparan con frecuencias con pastores. Ezequiel contrapone los dirigentes de Israel -que se apacientan a sí mismos en lugar de apacentar a sus ovejas- con el Señor, como modelo de pastor: «Como sigue el pastor el rastro de su rebaño cuando las ovejas se le dispersan, así seguiré yo el rastro de mis ovejas y las libraré sacándolas de todos los lugares por donde se desperdigaron un día de oscuridad y nubarrones» (Ez 34,1-10.12).

El evangelista Juan presenta a Jesús como «buen pastor», o por dar una traducción más adecuada, como «modelo de pastor». El pastor modelo se define porque da su vida en función de las ovejas. Quien no ama a las ovejas hasta ese extremo no es buen pastor. El pastor aparece en el evangelio de hoy por oposición al asalariado o mercenario que apacienta a las ovejas por dinero; el asalariado cuando viene el peligro (lobo) deja que mueran las ovejas.

La relación del pastor-Jesús con las ovejas-pueblo es una relación personal y recíproca de conocimiento profundo e íntimo (conozco a las mías y ellas me conocen a mí). Conocer a Jesús significa experimentar su amor e identificarse con su persona y actividad. Esta relación de conocimiento-amor es tan profunda que Jesús la compara a la que existe entre él y el Padre, basada también en la comunidad de Espíritu, que crea la unidad de designio y de propósito.

Pero el rebaño de Jesús no se limita al pueblo de Israel, pues Jesús proclama que tiene otras ovejas que no son de ese recinto, palabra que designa el atrio del templo o, más ampliamente, a la institución judía, en la cual se han arrogado los puestos de poder unos individuos que carecen de todo derecho a ello y que son en realidad explotadores (ladrones) que usan de la violencia (bandidos) para someter al pueblo, manteniéndolo en un estado de miseria (cf. Jr 2,8; 23,1-4; Ez 34,2-10; Zac 11,4-17). Son esa gente que ha convertido la casa de su Padre en casa de negocios (Jn 2,16).

Él tiene otras ovejas que no son del pueblo de Israel, pues pertenecen al mundo pagano y ha venido para formar una nueva comunidad humana que no se limita ya a los judíos sino que se extiende a todos sin distinción de raza, credo o estatuto social.

Jesús, el modelo de pastor, demuestra que es el verdadero pastor porque entrega su vida por las ovejas. Ante su auditorio de dirigentes judíos (v. 19) que lo odian e intentan matarlo, Jesús afirma que es precisamente su prontitud para desafiar la muerte lo que hace manifestarse en él el amor del Padre.

Jesús se entrega a sí mismo y así se recobra, porque al darse él mismo hace suyo el dinamismo de amor del Padre y de esta manera realiza su condición de hijo, adquiriendo la plenitud del propio ser. La demostración continua de amor del Padre se realiza en la presencia y actividad incesante del Espíritu en Jesús y se manifiesta en su obrar.

Como Jesús, quien se da a sí mismo por amor no lo hace con la esperanza de recobrar la vida como premio a ese sacrificio (mérito), sino con la certeza de poderla tomar de nuevo, por la fuerza del amor mismo. Donde hay amor hasta el límite hay vida sin límite, pues el amor es fuerza de vida. Dar la vida significa creer hasta el fin en la verdad y potencia del amor.

Jesús afirma su absoluta libertad en su entrega. Nadie puede quitarle la vida, él la da por propia iniciativa. Indica así que, aunque sean las circunstancias históricas las que van a llevarlo a la muerte, eso puede suceder porque él ha hecho su opción de llegar hasta el fin.

El Padre, que ama a Jesús, le deja plena libertad; como Hijo, Jesús dispone de sus actos (Está en mi mano entregarla, etc.; cf. 3,35). La relación entre Jesús y el Padre no es de sumisión, sino de amor que identifica. El mandamiento del Padre no es una orden, sino un encargo; formula el designio común del Padre y Jesús, que nace de su comunión en el Espíritu (5,30). El evangelista utiliza el término "mandamiento" para oponerlo a los de la antigua Ley. Moisés recibió muchos (Éx 24,12; Dt 12,28, etc.), Jesús uno solo, el del amor hasta el extremo, el mismo que será propuesto a la humanidad (12,49; 13,34).

Y este pastor modelo -que es Jesús-, es también según Pedro en el libro de los Hechos, «la piedra que desecharon ustedes, los arquitectos y que se ha convertido en piedra angular» de la comunidad.

 

Para la revisión de vida

 
¿Cómo son mis actitudes de pastor respecto a todos aquellos que, de una u otra manera, dependen de mis cuidados? ¿Me comporto como el pastor asalariado a quien no le interesan sus ovejas? ¿Conozco a mis ovejas y mis ovejas me conocen a mí? 
¿Qué preocupación tengo por las ovejas que son de otro redil…?

 

Compartir este post
Repost0
28 abril 2012 6 28 /04 /abril /2012 02:41

Evangelio del Sábado III Semana de Pascua. Ciclo B. 28 de Abril, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (6, 60-69)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús dijeron al oír sus palabras:

“Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?”

Dándose cuenta Jesús de que sus discípulos murmuraban,les dijo:

“¿Esto los escandaliza?

¿Qué sería si vieran al Hijo del hombre subir a donde estaba antes?

El Espíritu es quien da la vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que les he dicho son espíritu y vida, y a pesar de esto, algunos de ustedes no creen”.(En efecto, Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo habría de traicionar).

Después añadió:

“Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”.

Desde entonces, muchos de sus discípulos se echaron para atrás y ya no querían andar con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: “¿También ustedes quieren dejarme?”

Simón Pedro le respondió:

“Señor, ¿a quién iremos?

Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

El relato de ayer afirmaba que es necesario identificarnos y unirnos a Cristo, a través de la fe, para tener vida eterna. El texto de hoy nos presenta un público atento, que rechaza vincularse a Jesús, pues no comprende a cabalidad sus palabras, especialmente cuando se refería al “comer” su cuerpo y “beber” su sangre. Esta expresión es importante para asimilar la verdadera intención del discurso impartido por Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm, ya que no quiere decir que los seguidores tengan que practicar el canibalismo para lograr la vida eterna y la participación plena en las promesas de Dios, sino que quienes se sienten atraídos por la propuesta de Jesús deben creer que tanto la carne de la Encarnación como la carne de la Eucaristía están llenas del Espíritu de Dios; es decir, que el Pan de Vida es el ofrecimiento de un don espiritual, mas no carnal, que es fuente de vida para la humanidad. Sólo los discípulos, a través de Pedro, asumen dicho ofrecimiento, pues han creído en las palabras del Maestro y han entendido que la carne de Jesús está llena del Espíritu. Por lo tanto, la fe es necesaria para reconocer que en Jesús encontramos el alimento que fortalece nuestra vida y nuestra esperanza en Dios.

 

Fuente: www.lecturadeldia.com; www.servicioskoinonia.com

 

Compartir este post
Repost0
27 abril 2012 5 27 /04 /abril /2012 05:25

Evangelio del Viernes III Semana de Pascua. Ciclo B. 27 de Abril, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (6, 52-59)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, los judíos se pusieron a discutir entre sí:

“¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?”

Jesús les dijo:

“Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no podrán tener vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día.

Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él. Como el Padre, que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también el que me come vivirá por mí.

Este es el pan que ha bajado del cielo; no es como el maná que comieron sus padres, pues murieron. El que come de este pan vivirá para siempre”.

Esto lo dijo Jesús enseñando en la sinagoga de Cafarnaúm.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

 El texto que leemos este día es muy claro: Jesús entrega su carne y su sangre por la vida del mundo. Cuando Juan habla de “carne” se está refiriendo sencillamente al “hombre”, al ser humano real y concreto que se encuentra inmerso en la historia, al ser humano en toda su fragilidad. Ser “carne” es vivir como hombre, sentir como hombre; es tener un cuerpo mediante el cual es posible expresarse. Jesús entonces es carne, es un ser humano, es un hombre real que se entrega totalmente por nosotros, porque comprende su existencia orientada no para sí mismo, sino para los otros. Por lo tanto, cuando Jesús afirma que es necesario “comer” su carne y “beber” su sangre para tener vida eterna, está diciendo que es fundamental identificarnos, unirnos profundamente a él, ya que él nos comunica la vida y, al unirnos a él, aprendemos a actuar como él. – Todo lo anterior nos lleva a reflexionar sobre nuestra participación en el sacramento de la Eucaristía, pues dicho sacramento significa entregar nuestras vidas por una sola causa: ser “carne para la vida del mundo. Cuando comulgamos, ¿somos conscientes del compromiso que se desprende de la participación en la mesa eucarística?

 

Fuente: www.liturgiadelashoras.com; www.servicioskoinonia.org

 

Compartir este post
Repost0
26 abril 2012 4 26 /04 /abril /2012 02:27

Evangelio del Jueves III Semana de Pascua. Ciclo B. 26 de Abril, 2012

† Lectura del santo Evangeliosegún san Juan (6, 44-51)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos:

“Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre, que me ha enviado; y a ése yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas:

Todos serán discípulos de Dios.

Todo aquel que escucha al Padre y aprende de él, se acerca a mí. No es que alguien haya visto al Padre, fuera de aquel que procede de Dios. Ese sí ha visto al Padre.

Yo les aseguro: el que cree en mí, tiene vida eterna.

Yo soy el pan de la vida. Sus padres comieron el maná en el desierto y sin embargo, murieron. Este es el pan que ha bajado del cielo para que, quien lo coma, no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre, y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

A través de este relato san Juan expresa a la comunidad de creyentes que es Dios mismo quien enseña a la humanidad el camino de la fe, el camino para reconocer a Jesús como el verdadero pan que ha bajado del cielo. Entonces, es importante resaltar la perfecta pedagogía de Dios, con la cual él nos acerca continuamente al alimento que otorga vida plena, por medio de la fe. Ésta consiste en la integración o identificación total con Jesús resucitado, que vive plenamente en cada creyente. Esa integración ocurre cuando el ser humano opta libremente por escuchar, aprender y vivir la Palabra del Padre, cuando la comunidad de creyentes confiesa que Jesús, máximo don de Dios a la humanidad, es el verdadero alimento que libra de la muerte, es decir, que libera a la persona de todo tipo de egoísmo y lo capacita para abrir su mente y su corazón a la vida en comunidad, donde el pan eucarístico es la expresión culmen de esa apertura. – Los creyentes en el Dios de la vida debemos ser “expertos” en compartir con amor nuestra vida con los que más sufren en la sociedad, ya que ésa es la mejor manera de enseñarle al mundo el misterio de la fe.

 

Fuente: www.lecturadeldia.com; www.servicioskoinonia.org

 

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : Por Cristo...Mas, Mas, Mas
  • : Es un Blog de orientación Cristiano/Católico, dirigido a personas de 16 a años en adelante, en el que se publican diariamente las Lecturas del Día, de acuerdo al Calendario Litúrgico Católico, la Lectio Divina, el Santoral del Día, la Liturgia de las Horas (Laudes, Vísperas y Completas, y otros artículos de orientación espiritual y moral.
  • Contacto

Perfil

  • xcmasmasmas
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo.
Soy viudo, vivo en Santo Domingo,
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo. Soy viudo, vivo en Santo Domingo,

Solicitud de Oración

Hermano (a) que nos visita, si necesitas oración por cualquier motivo, solo debes escribir a;

xcmasmasmas@gmail.com, exponiendo tu causa por la cual quieres que oremos,

debes poner tu nombre

Buscar

Permisos

Cualquier artículo, fotos, etc. puede ser copiado por cualquier persona o grupo, que tenga las mismas inquietudes que nosotros, o sea la extensión del Reino de Dios en la tierra

Archivos