Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
22 enero 2012 7 22 /01 /enero /2012 16:15

Evangelio del Lunes III Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 23 de Enero, 2012

Lectura del Santo Evangelio, según San Marcos 3, 22-30

Gloria a ti, Señor

En aquel tiempo, unos letrados de Jerusalén decían: "Tiene dentro a Belzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios". El los invitó a acercarse y les puso estas comparaciones: "¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil, no puede subsistir; una familia dividida, no puede subsistir. Si satanás se rebela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre".

Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

Los opositores dirigen a Jesús graves acusaciones, merecedoras de la pena de muerte. Pero, en su polémica no se dan cuenta que al descalificar la acción de Jesús descalifican la acción de Dios y, en definitiva, se descalifican ellos mismos. Al contrario de sus adversarios, Jesús tiene la capacidad de reconocer el bien y el amor allí donde se manifiestan, y de descubrir el mal, por camuflado y oculto que se encuentre. Para Jesús, el bien, el amor y el respeto rebasan las fronteras geográficas, étnicas o religiosas. Por esta razón acoge a los pecadores, cena en compañía de cobradores de impuestos, sana enfermos y libera poseídos; de igual forma renuncia a cualquier argumento que, aunque le permita someter a un adversario, lo ponga en riesgo de desconocer la acción de Dios en el mundo. Hoy los medios masivos de información quieren convencernos de la legitimidad de echar mano de cualquier recurso para descalificar al adversario, incluso bajo el pretexto de nobles causas.

Nosotros, como cristianos, debemos resistir y combatir tales pretensiones en nuestras palabras y en nuestras obras, porque eso contradice lo fundamental de Dios: el amor y el respeto.

 

Compartir este post
Repost0
21 enero 2012 6 21 /01 /enero /2012 18:20

Evangelio del Domingo III Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 22 de Enero, 2012

 

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (1, 14-20)

Gloria a ti, Señor.

 

Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el

Evangelio de Dios y decía:

“Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio”.

Caminaba Jesús por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a Simón y a su hermano, Andrés, echando las redes en el lago, pues eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres”. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Un poco más adelante, vio a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una barca, remendando sus redes. Los llamó, y ellos, dejando en la barca a su padre con los trabajadores, se fueron con Jesús.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti Señor, Jesús.

 

Comentario:

Después de narrarnos los comienzos del evangelio con Juan Bautista, con la unción mesiánica de Jesús en el río Jordán y con sus tentaciones en el desierto, Marcos nos relata, en unas frases muy condensadas, los comienzos de la actividad pública de Jesús: es el humilde carpintero de Nazaret que ahora recorre su región, la próspera pero malafamada Galilea, predicando en las aldeas y ciudades, en los cruces de los caminos, en las sinagogas y en las plazas. Su voz llega a quien quiera oírlo, sin excluir a nadie, sin exigir nada a cambio. Una voz desnuda y vibrante como la de los antiguos profetas. Marcos resume el entero contenido de la predicación de Jesús en estos dos momentos: el reinado de Dios ha comenzado es que se ha cumplido el plazo de su espera y ante el reinado de Dios sólo cabe convertirse, acogerlo, aceptarlo con fe.

Muchos reinados recordaban los judíos que escuchaban a Jesús: el muy reciente reinado de Herodes el Grande, sanguinario y ambicioso; el reinado de los asmoneos, descendientes de los libertadores Macabeos, reyes que habían ejercido simultáneamente el sumo sacerdocio y habían oprimido al pueblo, tanto o más que los ocupadores griegos, los seléucidas. Recordaban también a los viejos reyes del remoto pasado, convertidos en figuras de leyendas doradas, David y su hijo Salomón, y la lista tan larga de sus descendientes que por casi 500 años habían ejercido sobre el pueblo un poder totalitario, casi siempre tiránico y explotador. ¿De qué rey hablaba ahora Jesús? Del anunciado por los profetas y anhelado por los justos. Un rey divino que garantizaría a los pobres y a los humildes la justicia y el derecho y excluiría de su vista a los violentos y a los opresores. Un rey universal que anularía las fronteras entre los pueblos y haría confluir a su monte santo a todas las naciones, incluso a las más bárbaras y sanguinarias, para instaurar en el mundo una era de paz y fraternidad, sólo comparable a la era paradisíaca de antes del pecado.

Este «reinado de Dios» que Jesús anunciaba hace 2000 años por Galilea, sigue siendo la esperanza de todos los pobres de la tierra. Ese reino que ya está en marcha desde que Jesús lo proclamara, porque lo siguen anunciando sus discípulos, los que Él llamó en su seguimiento para confiarles la tarea de pescar en las redes del Reino a los seres humanos de buena voluntad. Es el Reino que proclama la Iglesia y que todos los cristianos del mundo se afanan por construir de mil maneras, todas ellas reflejo de la voluntad amorosa de Dios: curando a los enfermos, dando pan a los hambrientos, calmando la sed de los sedientos, enseñando al que no sabe, perdonando a los pecadores y acogiéndolos en la mesa fraterna; denunciando, con palabras y actitudes, a los violentos, opresores e injustos.

A nosotros corresponde, como a Jonás, a Pablo y al mismo Jesús, retomar las banderas del reinado de Dios y anunciarlo en nuestros tiempos y en nuestras sociedades: a todos los que sufren y a todos los que oprimen y deben convertirse, para que la voluntad amorosa de Dios se cumpla para todos los seres del universo.

Para la revisión de vida
Con frecuencia pensamos que ser cristiano consiste en ratificar el credo en todos sus artículos y aceptar sin fisuras en nuestra mente todos los dogmas y proposiciones que la Iglesia nos haga; olvidamos que lo esencial no está en la mente sino en el corazón y en la vida, que lo esencial es el encuentro personal con el proyecto de Dios, su propuesta, en la Causa de Jesús. ¿Es mi fe una simple amistad con Jesús, una apasionada opción vital por su Causa (el Proyecto de Dios, ¡su Reinado!, razón de mi vida)?

 

Compartir este post
Repost0
20 enero 2012 5 20 /01 /enero /2012 16:34

Evangelio del Sábado II Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 21 de Enero, 2012

Lectura del Santo Evangelio, según San Marcos 3, 20-21

Gloria a ti, Señor

En aquel tiempo volvió Jesús con sus discípulos a casa y se juntó tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales.

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

La misión de Jesús desata el asombro de los creyentes sencillos, la oposición de escribas y fariseos y el rechazo de sus propios parientes. Marcos es el único evangelista que resalta la tremenda oposición que suscitó la acción de Jesús, y no duda en señalarnos la confusión que la actitud de Jesús genera entre sus allegados. Al parecer, la reacción de la parentela de Jesús se desata cuando se enteran de la conformación de un grupo permanente de seguidores de Jesús. El texto indica que sus familiares no aceptan el estilo profético que Jesús asume y el hecho de que encuentre tanta acogida en Cafarnaún y sus alrededores. Nosotros debemos preguntarnos si no nos ocurre nada semejante. Muchas veces nos contentamos con una existencia tranquila en la medida que lo permiten las circunstancias, pero nos angustiamos cuando un hermano, un hijo o incluso uno de nuestros padres se dedica mucho a actividades que consideramos propias de profetas o de gente religiosa. Todo está bien mientras no desafíen nuestras convicciones. Pero, aceptar el evangelio significa colocarse fuera de sí a la escucha de Dios y al servicio de los otros

¿Queremos una religión que nos tranquilice o una que nos mueva?

 

Compartir este post
Repost0
19 enero 2012 4 19 /01 /enero /2012 01:07

Evangelio del Viernes II Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 20 de Enero, 2012

Lectura del Santo Evangelio, según San Marcos 3, 13-19

Gloria a ti, Señor

En aquel tiempo, Jesús subió a la montaña, llamó a los que quiso, y se fueron con él. A doce los hizo sus compañeros, para enviarlos a predicar, con poder para expulsar demonios: Simón, a quien dio el sobrenombre de Pedro; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, a quienes dio el sobrenombre de Boanerges -Los Truenos-; Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo y Judas Iscariote, que lo entregó.

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

Jesús elige el grupo de los Doce para que vivan con él y para ser los primeros multiplicadores de su acción evangelizadora. Este texto debe ser leído en la lógica del seguimiento y del discipulado y no bajo una interpretación jerarquizante y exclusivista. Estos doce son llamados dentro de un grupo mayor de seguidores que, de acuerdo a sus posibilidades, continúan aprendiendo directamente de Jesús y acompañándolo en muchas de sus actividades. Los Doce son llamados a intensificar su experiencia, no a imponer sus criterios a los compañeros y compañeras del grupo. Ese llamado también implica la asunción de una preparación para la misión. El siguiente capítulo Marcos nos dará la síntesis de las enseñanzas de Jesús arropadas en imágenes y en un lenguaje sencillo y comprensible para todos. Además de la convivencia con Jesús y del envío a predicar, los Doce reciben también el poder para luchar contra el mal. La expulsión del maligno completa los tres elementos que caracterizan el llamado de los Doce. ¿Quiénes son estos hombres que reciben tal responsabilidad y reconocimiento dentro del grupo de seguidores de Jesús? Pues son personas simples y sencillas como nosotros, que ponen al servicio del evangelio todas sus capacidades y recursos.

 

Compartir este post
Repost0
19 enero 2012 4 19 /01 /enero /2012 00:17

Evangelio del Jueves II Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 19 de Enero, 2012

Lectura del Santo Evangelio, según San Marcos 3, 7-12

Gloria a ti, Señor

En aquel tiempo, Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del lago, y lo siguió una muchedumbre de Galilea. Al enterarse de las cosas que hacía, acudía mucha gente de Judea, de Jerusalén y de Idumea, de la Transjordania, de las cercanías de Tiro y Sidón. Encargó a sus discípulos que le tuviesen preparada una lancha, no lo fuera a estrujar el gentío.

Como había curado a muchos, todos los que sufrían de algo se le echaban encima para tocarlo. Cuando lo veían, hasta los espíritus inmundos se postraban ante él, gritando: "Tú eres el Hijo de Dios". Pero él les prohibía severamente que lo diesen a conocer.

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

Compartir este post
Repost0
17 enero 2012 2 17 /01 /enero /2012 05:22

Evangelio del Miércoles II Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 18 de Enero, 2012

Lectura del Santo Evangelio según, San Marcos 3, 1-6

Gloria a ti, Señor

En aquel tiempo entró Jesús otra vez en la sinagoga y había allí un hombre con parálisis en un brazo. Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo. Jesús le dijo al que tenía la parálisis: "Levántate y ponte ahí en medio". Y a ellos les preguntó: "¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?" Se quedaron callados. Echando en torno una mirada de ira y dolido de su obstinación, le dijo al hombre: "Extiende el brazo". Lo extendió y quedó restablecido.

En cuanto salieron de la sinagoga, los fariseos se pusieron a planear con los herodianos el modo de acabar con él.

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

No sólo la acción es origen del mal. La omisión y la permisión también lo son. Jesús reta a sus adversarios con un dilema ético: salvar o destruir. Sus adversarios callan y su silencio se convierte en cómplice de un sistema que, aunque en su origen fue ideado para liberar, se convierte en nueva causa de angustia y de dolor para los más débiles, por causa de unas interpretaciones restringidas y tendenciosas. El sábado, o día de reposo, es en su origen un rotundo gesto de libertad y de gracia. Una vez cada siete días todos tienen oportunidad de descansar de las arduas labores y pueden rendir culto al Dios que con su mano los ha liberado. Incluso el esclavo que vive sujeto de pies y manos puede verse libre de su carga. Pero, las interpretaciones erróneas lo convierten en una carga irresistible. ¿Cómo pudo ese día de gracia convertirse en un día de dolor y vergüenza?

También nosotros podemos convertir oportunidades de gracia y de encuentros familiares y eclesiales en cargas insufribles y molestas. Tenemos los medios para recibir la salvación, pero nuestros hábitos de consumo y nuestro sedentarismo nos pueden volver esclavos del ocio o del lucro y la eficiencia.

 

 

Compartir este post
Repost0
16 enero 2012 1 16 /01 /enero /2012 21:32

Evangelio del Martes II Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 17 de Enero, 2012

Lectura del Santo Evangelio, según San Marcos 2, 23-28

Gloria a ti, Señor

Un sábado atravesaba el Señor un sembrado; mientras andaban, los discípulos iban arrancando espigas. Los fariseos le dijeron: "Oye, ¿por qué hacen en sábado lo que no está permitido?" El les respondió: "¿No habéis leído nunca lo que hizo David cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre? Entró en la casa de Dios, en tiempo del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes presentados, que sólo pueden comer los sacerdotes, y les dio también a sus compañeros". Y añadió: "El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado".

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

La religión nos puede liberar o bien paralizar. Y, al igual que la religión, cualquier otra dimensión fundamental humana puede liberarnos o someternos. El dilema se nos puede presentar no en forma de una gran discusión doctrinal sino, como ocurre en el evangelio, a partir de un pequeño detalle de la vida cotidiana. Los discípulos son amonestados por sus correligionarios por el simple hecho de arrancar unas espigas y darse un bocadito en sábado. Para nosotros este gesto puede parecer insignificante, pero, para una persona cuya religiosidad raya con el fanatismo, esto es un verdadero acto sacrílego.

Pero lo mismo podrían decir esas personas si miraran las costumbres de nuestra época. No comprenderían por qué pasamos tantas horas frente a un televisor viendo un evento deportivo o un culebrón romántico. O por qué consideramos banal que unas pocas personas consuman agua por toneladas, mientras otros no tienen agua potable para cocinar. Cada diminuto gesto de nuestra vida cotidiana puede tener un enorme significado y se puede convertir en un camino hacia la humanización o, por el contrario, hacia nuestra propia pequeñez.

¿Nos liberamos en los gestos de nuestra vida diaria o dejamos a las costumbres decidir por nosotros?

 

Compartir este post
Repost0
15 enero 2012 7 15 /01 /enero /2012 16:52

Evangelio del Lunes II Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 16 de Enero. 2012

Lectura del Santo Evangelio, según San Marcos 2, 18-22

Gloria a ti, Señor

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús: "Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?" Jesús les contestó: "¿Es que pueden ayunar los amigos del novio mientras está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. Llegará un día en que se lleven al novio; aquel día sí que ayunarán".

Nadie le echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado, porque la pieza tira del manto -lo nuevo de lo viejo- y deja un roto peor. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque revienta los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos".

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

Comentario:

El cristianismo es una forma de vida festiva. Estamos de fiesta con Jesús cuando lo hacemos efectivamente presente con nuestros comportamientos, actitudes y proyectos. Ciertas manifestaciones piadosas como los ayunos, la abstención de ciertos alimentos y las jornadas especiales de oración son auténticas en la medida en que conservan su referencia a la enseñanza de Jesús.

Los primeros cristianos enfrentaron el dilema de conservar la novedad de Jesús o de asimilarse a las costumbres religiosas del judaísmo y optaron por la fidelidad. El ayuno es bueno en una experiencia religiosa en la que se necesita recordarle al cuerpo que Dios es el dador de todo; pero mal harían los discípulos de Jesús si por el ayuno y las prácticas íntimas de piedad abandonaran la solidaridad con el más necesitado y la solicitud ante los excluidos sociales. Para los cristianos de aquel entonces, y para nosotros ahora, el reto no es la dieta alimenticia, sino la solidaridad con los necesitados y excluidos. Estamos de fiesta con Jesús y la alegría de esta fiesta la comunicamos a todas las personas que comparten nuestra fe y la compartimos con todos aquellos que experimentan el mundo presente como un “valle de lágrimas” ¡Vino nuevo en odres nuevos!

 

Compartir este post
Repost0
13 enero 2012 5 13 /01 /enero /2012 15:48

Evangelio del Domingo II Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 15 de Enero, 2012

† Lectura del santo Evangelio según san Juan (1, 35-42)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, estaba Juan el Bautista con dos de sus discípulos, y fijando los ojos en Jesús, que pasaba, dijo:

“Este es el Cordero de Dios”.

Los dos discípulos, al oír estas palabras, siguieron a Jesús. El se volvió hacia ellos, y viendo que lo seguían, les preguntó:

“¿Qué buscan?”

Ellos le contestaron: 

“¿Dónde vives, Rabí?” (Rabí significa “maestro”).

El les dijo:

“Vengan a ver”.

Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Eran como las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron lo que Juan el Bautista decía y siguieron a Jesús. El primero a quien encontró Andrés, fue a su hermano Simón, y le dijo:

“Hemos encontrado al Mesías”(que quiere decir “el Ungido”).

Lo llevó a donde estaba Jesús y éste fijando en él la mirada, le dijo: “Tú eres Simón, hijo de Juan. Tú te llamarás Kefás” (que significa Pedro, es decir “roca”).

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

En el evangelio de hoy, Juan nos relata el encuentro de Jesús con los primeros discípulos que elige. Es un texto del evangelio, obviamente simbólico, no un relato o “crónica” de un encuentro. Todavía, algunos de los símbolos que contiene no sabemos interpretarlos: ¿qué quiso Juan aludir, al especificarnos que “serían las cuatro de la tarde”?

Dos discípulos de Juan le escuchan expresarse sobre Jesús como el “cordero de Dios”, y sin preguntas o vacilaciones, con la misma ingenuidad que el joven Samuel que hemos contemplado en la primera lectura, «siguen» a Jesús, es decir, se disponen a ser sus discípulos, lo que conllevará un cambio importante para sus vidas. El diálogo que se entabla entre ellos y Jesús es corto pero lleno de significado: “¿Qué buscas?”, “¿Maestro donde vives?”, Vengan y lo verán”. Estos buscadores desean entrar en la vida del Maestro, estar con él, formar parte de su grupo de vida. Y Jesús no se protege guardando las distancias, sino que los acoge sin trabas y los invita nada menos que a venir a su morada.

Este gesto simbólico se ha comentado siempre como una de las condiciones de la evangelización: no basta dar palabras, sino hechos, no teorías, sino vivencias, no hablar de la buena noticia, sino mostrar cómo la vive uno mismo. O sea: la evangelización puede incluir una lección teórica, pero sobre todo tiene que ser un testimonio; el evangelizador no es un profesor que da una lección, sino un testigo que ofrece su propio testimonio personal. El impacto del testimonio de vida del maestro, conmueve, transforma, convence a los discípulos, que se convierten en testigos mensajeros.

Seguir a Jesús, caminar con él, no puede hacerse sino por haber tenido una experiencia de encuentro con él. Las teorías habladas incluidas las teologías-, por sí solas, no sirven. Nuestro corazón y el de los demás sólo se conmueve ante las teorías vividas, por la vivencia y el testimonio personal.

En la vida real el tema de la vocación no es tan fácil ni tan claro como lo solemos plantear. La mayor parte de las personas no pueden plantearse la pregunta por su vocación, no pueden elegir su vida, sino que han de aceptar lo que la vida les presenta, y no pocas tienen que esforzarse mucho para sobrevivir apenas. El llamado de Dios es, ahí, el llamado de la vida, el misterio de la lucha por la sobrevivencia y por conseguirla del modo más humano posible. Este llamado, la «vocación» vivida en estas difíciles circunstancias de la vida, son también un verdadero llamado de Dios, con toda su dignidad.

Para la revisión de vida
¿Me he planteado que, de una manera u otra, mi vida tiene por delante un llamado, una vocación, un destino, una tarea, una misión? ¿Acepto las condiciones concretas que la vida me ha impuesto, mis características personales, mis limitaciones familiares, sociales... como una voz clara que expresa mi «llamado»?

 

Compartir este post
Repost0
13 enero 2012 5 13 /01 /enero /2012 14:18

Evangelio del Sábado I Semana Tiempo Ordinario. Ciclo B. 14 de Enero, 2012

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos (2, 13-17)

Gloria a ti, Señor.

 

En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo a caminar por la orilla del lago; toda la muchedumbre lo seguía y él les hablaba. Al pasar, vio a Leví (Mateo), el hijo de Alfeo, sentado en el banco de los impuestos,y le dijo: “Sígueme”.El se levantó y lo siguió.

Mientras Jesús estaba a la mesa en casa de Leví, muchos publicanos y pecadores se sentaron a la mesa junto con Jesús y sus discípulos, porque eran muchos los que lo seguían. Entonces unos escribas de la secta de los fariseos, viéndolo comer con los pecadores y publicanos, preguntaron a sus discípulos: “¿Por qué su maestro come y bebe en compañía de publicanos y pecadores?”

Habiendo oído esto, Jesús les dijo: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos.Yo no he venido para llamar a los justos, sino a los pecadores”.

 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

La vocación del cobrador de impuestos debió provocar dolores de cabeza a Jesús y a sus discípulos. Los individuos más viles y despreciados se sentaban a la mesa con Jesús y, con frecuencia, él era su invitado de honor. Esa manera de pensar escapaba a toda lógica, más en una sociedad como la de aquella época en la que el prestigio y el ‘buen nombre’ eran la principal nota de distinción de las personas religiosas. La respuesta de Jesús ante los cuestionamientos de sus adversarios es tan simple como contundente: no necesitan médico los sanos, sino los enfermos. Ese dicho seguramente formaba parte de la cultura popular y era parte de la sabiduría de la gente sencilla, que con frecuencia no tenía dinero para acudir a un médico y se contentaba con remedios caseros. La misión de Jesús se funda en la sabiduría y en la justicia de Dios y no en los escrúpulos sociales de los fanáticos religiosos. El llamado de Jesús actúa sobre las personas de buena voluntad, aunque hayan cometido errores garrafales y no en la impecable hoja de vida de personas que sólo se preocupan por su prestigio y buen nombre.

 

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : Por Cristo...Mas, Mas, Mas
  • : Es un Blog de orientación Cristiano/Católico, dirigido a personas de 16 a años en adelante, en el que se publican diariamente las Lecturas del Día, de acuerdo al Calendario Litúrgico Católico, la Lectio Divina, el Santoral del Día, la Liturgia de las Horas (Laudes, Vísperas y Completas, y otros artículos de orientación espiritual y moral.
  • Contacto

Perfil

  • xcmasmasmas
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo.
Soy viudo, vivo en Santo Domingo,
  • Soy un Cristiano/Católico, preocupado por la difusión de la Palabra de Dios, convencido que en los momentos actuales la tecnologia de la información es uno de los principales medios para conseguir este objetivo. Soy viudo, vivo en Santo Domingo,

Solicitud de Oración

Hermano (a) que nos visita, si necesitas oración por cualquier motivo, solo debes escribir a;

xcmasmasmas@gmail.com, exponiendo tu causa por la cual quieres que oremos,

debes poner tu nombre

Buscar

Permisos

Cualquier artículo, fotos, etc. puede ser copiado por cualquier persona o grupo, que tenga las mismas inquietudes que nosotros, o sea la extensión del Reino de Dios en la tierra

Archivos